sábado, 20 de abril de 2013

Procedimiento Básico para la Certificación Energética


El pasado día 13 se publicó en el BOE el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, entrado en vigor al día siguiente.

Mediante este real decreto se transpone parcialmente la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, en lo relativo a la certificación de eficiencia energética de edificios, refundiendo el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, con la incorporación del Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios existentes, teniendo en consideración además la experiencia de su aplicación en los últimos cinco años.


Ahora hay que continuar con la concienciación de los propietarios, los usuarios y técnicos para sacar fruto a la filosofía en la que se basa todo el proceso de certificación energética, en busca de un avance real hacia la eficiencia en el consumo de energía y aplicación de energías renovables en nuestras edificaciones.


Debemos evitar que este proceso derive en un trámite más de tipo burocrático para sacar del bolsillo de los propietarios algunos euros y que se perciba como un "saca billetes" más, cuando con un trabajo bien hecho por parte de todos los implicados, podemos convertirlo en una inversión recuperable para el propietario si hablamos en dinero y un ahorro continuo para el usuario, que podrán notar cada mes en el pago de facturas energéticas.

Sin duda esto es el inicio de otro gran paso hacia adelante en el desarrollo basado en la aportación que cada uno de nosotros podemos hacer a una utilización más racional de los recursos de nuestro planeta (principalmente para el mundo "desarrollado"), trabajando sobre el pilar de la sostenibilidad.

Seguimos avanzando hacia la COMODIDAD Y SEGURIDAD.


Cliente VIP



Mario Garay Venancio